viernes, 25 de septiembre de 2009

¡Ay, Luisito!


¿Qué edad tenés ya, Luisito Zamora?
Me parece que tu psicobolchismo adolescente ya debería haber finalizado.
Siento mucha bronca cuando estos personajes que dicen defender los intereses de los trabajadores caen absolutismos que lo único que hacen es el caldo gordo a la derecha cipaya y gorila.
No podés decir que los Kirchner, De Nárvaez, Macri y Cobos son lo mismo y no apoyar la nueva ley de medios aduciendo que los mismos deberían ser autogestionados por los trabajadores. Esto ocurrió en el programa Palabras más, palabras menos de Todo Negativo.
Caes así, como siempre, en recetas adolescentes que provocan risa en un país en donde la derecha más rancia y reaccionaria está tomando otra vez vuelo a través de las máscaras políticas.
Si mal no recuerdo te recibiste de abogado en la Universidad de Belgrano, cuna de garcas por excelencia. Recordemos a su rector fundador Avelino Porto y su relación con el riojano que manejaba la Ferrari.
Ese trotskysmo extremo de "cuando peor, mejor para la revolución" me tiene los ovarios inflamadísimos.
Ya estás en la madurez, Luisito. Dejá las gansadas extremas e inconducentes a las nuevas generaciones.
Es mi humilde opinión. Perdón por la redacción apurada y desprolija.

5 comentarios:

Edukator dijo...

Dijo también: Que no nos mientan El Estado no somos todos, es siempre el gobierno, por eso el porcentaje de medios en manos del gobierno...etc

el ojo con dientes dijo...

siempre desubicados y jugando para la derecha en definitiva nuestra querida izquierda argentina
no valen ni la pena calentarse con ellos

grace dijo...

Coherente el revolucionario de cartón. Coherente. La anulación de la ley de obediencia debida y el punto final también los votó en contra. Coherente...
Lástima que todavía hay unos cuantos como él y rompen consuetudinariamente las pelotas.
Si no fuera tan peligroso su discurso, resultaría patético.

Monikucha dijo...

Gracias, Grace, comparto tu opinión.

El Viejo @gustín dijo...

estos troskos son todos iguales...

un beso Seño

Visitas